Papá Noel está al llegar

En pocos días, Papá Noel se hará presente en los hogares trayendo su cuota de ilusión (tanto para los niños como para los comerciantes, que lo esperan como agua de mayo para repuntar las ventas) erigiéndose como símbolo de estas navidades y desplazando incluso a la vertiente religiosa de estas fechas, simbolizada en los tradicionales belenes.

La simpática imagen que hoy tenemos de él se debe en gran parte al caricaturista Thomas Nast, quien dibujara por encargo de la Coca Cola un Papá Noel humanizado y cuya imagen fuera más cercana a las personas para su campaña navideña de 1931. Así surgió el Papá Noel vestido de rojo, con cinturón y botas negras que permanece hasta hoy en el imaginario popular.

Image

Aunque leyenda de Papá Noel procede en gran parte de San Nicolás, la imagen familiar de Santa Claus con el trineo, los renos y las bolsas con regalos se debe en gran parte al escritor inglés Clement Moore, quien en 1823 escribió el poema “Una visita de San Nicolás”, donde describe a un Papá Noel surcando los cielos en un trineo llevado por nueve renos  (Rudolph, Donner, Blitcher, Cometa, Cupido, Brillante, Danzante, Centella y Zorro).

Image

La imagen de papá Noel se rastrea en la figura de Nicolás, nacido en el siglo IV en Patara, una ciudad de la región de Licia en la actual Turquía, dentro de una familia acomodada. Según la leyenda, Nicolás destacó desde su niñez por su bondad y generosidad con los más pobres, preocupándose siempre por el bien de los demás. Siendo todavía muy joven, perdió a sus padres en una epidemia de peste, y se convirtió en heredero de una gran fortuna. A los 19 años decidió dar toda su riqueza a los más necesitados y marcharse a Mira con su tío para dedicarse al sacerdocio y donde llegó a obispo. Su aspecto distaba bastante del que hoy se le atribuye. Se lo representaba como un hombre de complexión delgada y gran estatura que vestía como un sacerdote. Nicolás falleció el 6 de diciembre del año 345. Desde el siglo VI se comenzaron a construir templos en su honor y en 1087 sus restos fueron llevados a Bari, en Italia, y a partir de su santificación se lo conoce como San Nicolás de Bari.

Image

Al ser una de las figuras más veneradas por la cristiandad en la Edad Media, su figura fue ocupando el lugar de otros mitos paganos celebrados alrededor del solsticio de invierno, no obstante, en muchos lugares también hay algunas celebraciones el mismo 6 de diciembre, como el Klausjagen (“cazar a San Nicolás”) que es un festival suizo de la ciudad de Küssnacht al que suelen asistir unas 20.000 personas y donde se celebra una procesión en la que destacan los espectaculares “iffelen”, unos artefactos de papel bellamente adornados que se colocan sobre las cabezas. Dentro de estos se colocan unas velas que dan un efecto de iluminación sorprendente que destaca en la oscuridad de la noche.

Image

Durante el siglo XII, la tradición católica de San Nicolás creció por Europa (del alemán deriva a San Nikolaus y de allí a Santa Claus) y hacia el siglo XVII emigrantes holandeses llevaron la costumbre a Estados Unidos, donde se suelen dejar galletas o pasteles caseros y un vaso de leche a Santa Claus. El hecho de que se lo represente con tres bolsas doradas se debe a la leyenda que cuenta que aún antes de ser obispo, Nicolás supo en una ocasión que uno de sus vecinos se encontraba en bancarrota y estaba desesperado por no tener la dote de sus tres hijas casaderas (en otras versiones estas son huérfanas). Se cuenta que el por entonces sacerdote entró de forma secreta por una ventana y depositó una bolsa de oro dentro de los calcetines de cada niña, que colgaban sobre la chimenea para secarse.

Image

A día de hoy, la leyenda cuenta que Papá Noel vive en el mismísimo Polo Norte acompañado de la señora Noel y de un grupo de duendes que son los encargados de fabricar los juguetes que desean los niños de todo el mundo. En otras versiones, se lo sitúa en Laponia, donde los finlandeses lo llaman “Joulupukki”. Cuando llega la noche del 24 de diciembre, Papá Noel carga todos sus regalos en un saco y recorre el mundo en su trineo de ocho renos, entrando por las chimeneas de los hogares y dejando los regalos de los niños debajo del árbol de navidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s