La Tamborrada de San Sebastián

Exactamente a medianoche, cuando el 20 de enero late sus primeros segundos, vibra la plaza de la Constitución de San Sebastián como punto de partida de la Tamborrada. Es el comienzo de la fiesta grande de la ciudad, y para dar inicio a la jornada, la sociedad Gaztelubide y representantes de otras tamborradas comienzan a tocar la ‘Marcha de San Sebastián’, del maestro Sarriegui.

La fiesta continúa durante todo el 20, hasta que la ciudad se reúne nuevamente a medianoche en la Plaza de la Constitución, alrededor de la tamborrada de la Unión Artesana (la sociedad más antigua de la ciudad)

A lo largo de toda la jornada, más de 15.000 personas batirán parches por la ciudad, dividiéndose en dos grupos: los tamborreros (que tocan el tambor, vistiendo un uniforme del ejército de la época napoleónica) y los cocineros/aguadoras, que hacen sonar barriles.

Imagen

Durante el día los niños también son protagonistas, ya que desde el mediodía, miles de niños y niñas harán sonar sus tambores por las calles de Donostia y Azpeitia. En la capital guipuzcoana, casi 5.000 niños participarán en la tamborrada infantil y, por primera vez, la carroza estará integrada tanto por niños como por niñas.

Imagen

El origen de este peculiar festejo podría situarse en 1817, con la Mascarada de ciegos valencianos y la Comparsa de jardineros y al año siguiente con la Comparsa de Caldereros y ya en plena Guerra Carlista, la Tamborrada. A partir de 1836 se hace tradición el festejar el santo patrono, recorriendo de madrugada las calles al son de una marcha zortzico del maestro Santesteban, ejecutada en los primeros años exclusivamente con barriles, a los que más tarde se añaden sonoros tambores, y que fue reemplazada en 1860 por ‘Marcha de San Sebastián’ escrita por Sarriegui.

Imagen

Durante todo el día 20, la ciudad es una fiesta de tambores y barriles, con un gran ambiente festivo donde la alegría y buen humor se desborda por la ciudad. El auge de la fiesta se hace patente con el crecimiento de sociedades de tamborradas, que de unas 10 en los años ’50, han pasado a más de 100 en este 2014.

Y es que la atmósfera que se respira en la capital donostiarra la convierten en la primer cita del año, pasadas las fiestas navideñas, y un buen aperitivo para los carnavales.

Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s